La importancia del equipamiento para el Ciclista

Cuando hablamos de la importancia del equipamiento no solo nos referimos a la ropa, sino también a los accesorios que un ciclista necesita para su protección y comodidad a la hora de practicar ciclismo.

El ciclismo es un deporte al aire libe que se puede realizar en montaña, carretera o pista. Cada espacio tiene sus propios riesgos y por ello es muy importante contar con las medidas necesarias para poder practicarlo de la forma más segura.

La ropa de ciclismo está diseñada para cuidar nuestro cuerpo de pies a cabeza.

La importancia del equipamiento para el Ciclista
Ciclista con equipamiento de verano

Te damos algunos consejos útiles:

  • Evita la ropa de algodón.
  • Elige tejidos transpirables y con las costuras planas, así evitaras rozaduras y molestias.
  • Los guantes, aunque parezca algo sin importancia, juegan una gran función ante muchas caídas, ya que nos pueden ayudar a evitar una lesión más fuerte.
  • Elige una gafas que te protejan de los rayos solares, factores externos como viento o frío, contra impactos durante la práctica (polvo, ramas, insectos, etc.), contra el cansancio y sequedad de la vista.
  • El casco además de ser obligatorio es de máxima importancia en el ciclismo, puesto que es necesario proteger la parte más importante y sensible de nuestro cuerpo, elegir un casco adecuado es elegir seguridad.
  • El principal ingrediente para una salida cómoda en bici, es el Culote con badanas. La badana es la parte que aporta comodidad y protección a las partes más íntimas cuando se está sobre la bicicleta.
  • Utiliza un Maillot con mangas o sin mangas, dependiendo de las condiciones climatológicas. El ciclismo al ser un deporte al aire libre, estamos expuestos directamente a los cambios climáticos, como a las bajas temperaturas en las salidas de invierno y muchas veces a un calor agobiante en las salidas de verano. Por ello es aconsejable tener una pieza para el verano y otra para el invierno.
  • Los calcetines deben de ser los apropiados al clima.
  • Calzado es muy importante y dependiendo de la disciplina que se practique, existen diversidad de modelos que pueden influir notablemente en nuestra experiencia sobre la bici.

Protección del frío en el invierno:

Es importante que el cuerpo se mantenga a una temperatura adecuada, no sólo tenemos que protegernos de las bajas temperaturas, sino también de la humedad. Tanto de la humedad exterior como del viento o lluvia, así como la que genera nuestro cuerpo a través del sudor.

Es importante utilizar ropa que aísle y nos abrigue, que sea transpirable y que permita que él sudor se evapore desde el cuerpo hacia fuera.

En la temporada de invierno, es aconsejable vestirse por capas para combatir el frío y humedad.

  • La primera capa se encargará de mantener nuestro calor corporal y alejar la humedad producida por el sudor de la piel, esta capa actuaría como nuestra segunda piel. Se aconseja utilizar una camiseta térmica que vaya ceñida a nuestro cuerpo, puede ser de manga larga o corta, dependiendo de lo cómodo que nos sintamos.
  • La segunda capa es la que retiene el calor y evita la pérdida de temperatura. Podemos utilizar un mallot específico de invierno o un mallot normal, dependiendo del frío.
  • La Tercera y última capa tiene por objetivo aislarnos del frío, el viento y la humedad exterior. Podemos usar un chaleco, cortavientos, chubasquero o una chaqueta específica.

Accesorios y otros complementos para el invierno:

  • Los guantes y calcetines son muy importantes en la época de invierno, ya que se pierde una cantidad de calor importante por las extremidades. Por ello es aconsejable usar materiales que protejan debidamente.
  • Botín de neopreno o calzado específico de invierno, que nos protegerán del frío y del agua.
  • Bragas de cuello y cabeza, las hay de varios grosores en función de la temperatura, y son ideales para proteger el cuello , cabeza y orejas.

Aunque la ropa de invierno suele ser oscura, siempre tenemos que hacernos visibles, por lo que además de llevar alguna luz, es importante que las prendas tengan elementos reflectantes.